Semilla que Muere, Fruto que Vive

V DOMINGO DE CUARESMA

1º LECTURA - AT
Jeremías 31:31-34
2º LECTURA - NT
Hebreos 5:7-9
EVANGELIO
Juan 12:20-33

Reflexión dominical

Los pasajes de Jeremías 31,31-34; Hebreos 5,7-9; y el Evangelio según San Juan 12,20-33 convergen para iluminar el profundo significado de la Cuaresma y la Semana Santa.

  • Jeremías anuncia un nuevo pacto en el que la ley de Dios se inscribirá en los corazones de las personas, prefigurando la redención que Jesucristo traerá.
  • Hebreos presenta a Jesús como el sumo sacerdote que ofrece sacrificios por nuestros pecados, revelando su obediencia y humildad hasta la muerte en la cruz.
  • San Juan nos muestra a Jesús hablando sobre su propia muerte y resurrección, utilizando la metáfora del grano de trigo que muere para dar fruto.

En este tiempo litúrgico, somos llamados a contemplar la profundidad del amor divino manifestado en la entrega total de Jesucristo. El nuevo pacto proclamado por Jeremías se realiza en la cruz. Donde la ley del amor se inscribe en nuestros corazones mediante el sacrificio redentor de Cristo. En su humildad, Jesús asume nuestra humanidad y carga nuestros pecados, ofreciéndose a sí mismo como el sacrificio perfecto que reconcilia al hombre con Dios.

La Cuaresma nos invita a seguir el ejemplo de Jesús, quien, en su agonía en el huerto de Getsemaní, muestra una obediencia total a la voluntad del Padre. A través de la oración, el ayuno y la penitencia, nos preparamos para revivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. La Semana Santa nos sumerge en el misterio del amor divino que triunfa sobre el pecado y la muerte, revelando la promesa de vida eterna para todos los que creen en Él.

Como el grano de trigo que muere para dar fruto, Jesús nos enseña que la verdadera vida surge del sacrificio y la entrega de sí mismo. En este tiempo de gracia, somos llamados a morir al pecado y renacer en Cristo, para que podamos dar fruto abundante en el servicio a Dios y a los demás. Que esta Cuaresma y Semana Santa nos inspiren a abrazar la cruz con esperanza y alegría, confiando en el poder transformador del amor de Dios.

 

Comparte en tus redes sociales:
error: Content is protected !!