De la Ceguera a la Fe

III DOMINGO DE CUARESMA

Lectura sapiencial
Proverbios 20:17-28
Lectura histórica
Número 22:2-23.10
Salmo
36 (35):8a.11-12
Apóstol
1° Juan 1:5-9
Evangelio
Juan 9:1-38
Laudes
Salmo 105 (104):1a.4

Reflexión dominical

  • En el Libro de los Proverbios 20:17-28, la sabiduría nos revela la importancia de la honestidad y la justicia en nuestras acciones. El versículo 23 destaca que el Señor aborrece las falsas medidas, instándonos a examinar nuestras vidas.
  • En Números 22:2-23.10 nos presenta la figura de Balaam, un profeta cuya conexión con lo divino lo lleva a un profundo discernimiento. Aunque inicialmente su corazón se desvía, su asna lo redirige hacia la voluntad de Dios. En este relato, encontramos un recordatorio de la importancia de la humildad y la obediencia en nuestro viaje espiritual.
  • En 1° Juan 1:5-9 resuenan con la revelación de la luz divina que disipa las tinieblas del pecado. La Cuaresma nos brinda la oportunidad de enfrentar sinceramente nuestras faltas, sabiendo que en la confesión y arrepentimiento encontramos el perdón de Dios.
  • Y en el evangelio de Juan 9:1-38 nos recuerda la curación del ciego de nacimiento. La curación del ciego no solo revela el poder de Jesús, sino también la ceguera espiritual de aquellos que se aferran a sus prejuicios. La resistencia de los fariseos refleja la lucha humana contra la gracia redentora. En este relato, la curación física se convierte en un llamado profundo a la transformación espiritual y a la aceptación de la revelación divina.

En conjunto, estas lecturas nos ofrecen una guía rica y diversa para la Cuaresma. Nos instan a la honestidad, la humildad, la confesión y la apertura a la luz divina. Que la Cuaresma sea un viaje de renacimiento, donde la luz de Cristo disipe nuestras sombras y nos guíe hacia una conexión más profunda con el amor de Dios.

 

Comparte en tus redes sociales:
error: Content is protected !!