Reflexión de Navidad — “Dios hecho hombre”

Reflexión de la Navidad del Rvdo. Mario Sánchez

Queridos hermanos, hoy la Iglesia celebra una de las fiestas más importante del calendario litúrgico: “La Natividad de Nuestro Señor Jesucristo”. ¡Qué importante es recordar este día todos los años! Este día te recuerda que Dios se hizo hombre. Las promesas que Dios hizo en el Antiguo Testamento de enviar un Mesías, ahora son cumplidas en el niño Jesús.

Por eso, tú como cristiano estas llamado a vivir con alegría en el día de hoy. Celebrar la navidad en familia y con los amigos, y recordar que esta fiesta no es pagana, sino cristiana. La navidad quiere enseñarte que, efectivamente, Dios se ha hecho hombre. Es un motivo de festejo, de celebración, Jesús es Nuestro Salvador. Ha venido aquí para salvarte. Cristo es el verdadero motivo, es el verdadero centro de la navidad.

El evangelio de San Juan 1:1-14:

  1. Te enseña que el niño Jesús nacido es Dios. Es la segunda persona de la Santísima Trinidad.
  2. Te enseña que el niño Jesús nacido de la virgen María creó todo lo que existe. Por medio de Él, todo lo que existe fue creado.
  3. Te enseña que el niño Jesús nacido, es la luz del mundo que brilla en medio del mundo. Y esta es tu misión como cristiano, hacer brillar la luz en medio de esta sociedad.
  4. Te enseña que este niño Jesús nacido, vino a convivir con los hombres. Y muchos le rechazaron, pero a los que creyeron en Él, Dios los hizo nacer como “Hijos de Dios.

Hoy, Dios por medio de su Palabra te invita a que te arrepientas de tus pecados, y vivas una navidad con corazón sincero y anunciando que Dios se ha hecho hombre.

La importancia del sacramento del Bautismo radica en su relevancia para comprender la Navidad. A través de este acto, experimentas un renacimiento y, a partir de ahora, te conviertes en un hijo o hija adoptivo de Dios. Tu relación con Dios se transforma, convirtiéndote en su descendiente. Reflexiona sobre la significativa conexión entre el Bautismo y la celebración navideña. ¡Vivir la Navidad de manera cristiana se revela como una experiencia hermosa y trascendental!

Debes de estar lleno de alegría. Ahora tú sabes, que tienes el perdón de Dios gracias al niño Jesús, y que tienes la Salvación ganada, gratuitamente, porque ese niño Jesús, ha muerto por ti. Porque Dios verdaderamente te ama.

¡Feliz Navidad!

 

Rvdo. Mario Sánchez, diácono.

 

Comparte en tus redes sociales:
error: Content is protected !!