La Voz que Clama en el Desierto de Nuestro Corazón

V ADVIENTO – PROPIOS DE LA MISA

PROFECÍA
Malaquías 3:1-4
SALMO
Salmo 85 (84):10b.11-13
EPISTOLA
1º Tesalonicenses 5:14-23
EVANGELIO
Marcos 1:1-8
LAUDES
Salmo 102 (101):16

Reflexión dominical

En el contexto del Adviento, las citas bíblicas resuenan con una resonancia sacramental que trasciende el tiempo.

  • Malaquías 3:1-4 anticipa la venida del Señor como una refinería de fuego, purificando y preparando el camino para el cumplimiento de las promesas divinas.
  • En 1º Tesalonicenses 5:14-23, Pablo exhorta a la comunidad a vivir en paz y santidad, recordando que Dios, el Dios de paz, puede santificarlos por completo.
  • Enlazando estas ideas con Marcos 1:1-8, vemos a Juan el Bautista, el precursor que proclama un bautismo de arrepentimiento. Este rito simboliza la purificación interior mientras aguardamos la llegada del Mesías.

En este Adviento, somos llamados a preparar nuestros corazones, siendo refinados por la gracia y el arrepentimiento. La promesa sacramental es que, a través de estos actos, nos acercamos a la plenitud del misterio divino encarnado en el Niño Jesús, quien viene a santificar y redimir la humanidad.

 

Comparte en tus redes sociales:
error: Content is protected !!