La fe de la Iglesia indivisa

Es una gran visión y un programa ambicioso del que forma parte la Iglesia católica nórdica. Esto quedó claro durante la conferencia internacional celebrada en Mainz, Alemania, por cuarta vez este año.

La conferencia reunió a personas de toda la Unión de Scranton. La mitad participó en un departamento de habla inglesa con discusiones teológicas sobre cuestiones vinculadas a nuestro documento didáctico “Camino a la Unidad”.  La otra mitad eran miembros de la región alemana que se reunieron para la reunión de la iglesia al mismo tiempo y en el mismo lugar. Una comunidad fructífera con amplitud internacional y liturgias tanto en alemán como en inglés.

Las conversaciones giraron en torno al importante documento doctrinal surgido de la Comisión Viejo-Católica Ortodoxa, que concluyó a finales de los años 1980 con acuerdo doctrinal sin que en ese momento se sacaran conclusiones jurisdiccionales.

El secretario ecuménico de la Unión de Scranton, p. Sr. Rob M. Nemkovich Jr., presentó la historia que condujo a este importante documento de consenso.

Nuestro nuevo sacerdote en Londres, el P. Calvin Robinson, formuló la visión de cómo las iglesias católica antigua y anglicana podrían encontrarse en comunión ecuménica sin supremacía papal.

El obispo Roald Nikolai mostró cómo la división y los conflictos entre las iglesias de hoy pueden superarse con el ejemplo de la Iglesia Antigua.

El párroco de la iglesia en el valle del Mosela, p. Frederik Hertzberg, revisó los párrafos del documento de consenso sobre eclesiología y afirmó que no hay ningún obstáculo para que la Unión de Scranton y las iglesias ortodoxas puedan unirse en la comunión canónica.

 

El arzobispo Anthonius (Mikovsky) dio visiones de cómo sobrevivirá la Iglesia en unos tiempos en los que está bajo la presión de una época cada vez más secularizada y amenazada por la división interna.

+ Ottar Mikaël

 

Comparte en tus redes sociales:
error: Content is protected !!